Seguidores

lunes, 22 de septiembre de 2008

Persignación

Ruido de sirenas
quiebran
la ciudad.

Una masiva
plegaria
empuja el intestino:
Ojalá no sea en mi casa.
****

3 comentarios:

Marcelo Dance dijo...

Una instintiva reacción que aparece como parte de un inconciente colectivo...
Y cuántas veces nos pasó?
Saludos Peli!

Hate my Mind dijo...

Tienes mucha razón ... y mis desapegos si bien siempre han sido desde la raíz de todo mmm sin embargo siento que esta vez es distinto ... Puedo sentir que las bolsas de arena que se fueron con los sentimientos mas profundos pero aun muchas de las sensaciones quedan, todo muta pero de alguna manera lo mas profundo permanece ante mis ojos ...


Saludos y gracias por lo de hoy

VERDE dijo...

Quizá la razón de que no haya sentido eso a menudo es que las sirenas están lejos de mi hogar aunque yo viva prácticamente con ellas. Saludos y lucideces.

Loading...

Datos personales

Mi foto
Las Animas, Valdivia, Chile
Poéta a regañadientes,sin personalidad jurídica.